sábado, 26 de enero de 2013

Quererte de otra manera

Cinco meses. Ese es el tiempo que he tardado en volver a verte. Cinco meses que han sido como una montaña rusa constante y donde lo he pasado peor de lo que me hubiese gustado. Cinco meses.
No me gusta juzgar, te lo dije aquel día. No te juzgo, no sé por qué hemos estado cinco meses sin vernos, pero en parte te entiendo.
Me vino bien verte, saber que podemos hablar como amigos, me gustó que me hablases de ella y me dolió menos de lo que pensaba.
Espero que cumplas tu palabra, no creo que lo hagas, pero no puedo evitar pensar que quizás te acuerdes de mí y nos tomemos ese café del que hablamos. Me gustó verte, me gustó estar contigo, me volviste a ganar cuando vi cómo te portaste con los peques y comprendí, una vez más, que aunque conmigo las cosas no las hayas hecho bien eres buena gente. De esa buena gente que quiero tener en mi vida.
Estoy aprendiendo a quererte de otra manera. Cuesta, pero si me ayudas un poquito, todo será más fácil.

1 comentario:

Sweet Dreams... dijo...

Me alegra volver a leerte. Cuesta bastante querer de otra manera a alguien que has querido con todo tu corazón... te entiendo demasiado bien porque yo también estoy pasando por ello. Es una situación parecida, pero en mi caso han pasado ya mucho más de 5 meses.
Mucho ánimo. Un abrazo grande.